Se encuentra usted aquí

Día Interamericano del Agua

En el año 1993 se celebró por primera vez el Día Interamericano del Agua y se sigue celebrando anualmente el primer sábado de octubre, que este año es el día 06. Esta fiesta ha servido para destacar la relación entre el agua y la buena salud, educar e influir en la opinión pública sobre su uso adecuado y eficaz, así como fomentar actividades relacionadas con el agua en la población en edad escolar y la comunidad en general.

 

 

En 1992, ante la urgente necesidad de sensibilizar a los habitantes de las Américas acerca de la importancia del agua en nuestras vidas, se firmó la Declaración del Día Interamericano del Agua.

 

Tres organizaciones: la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Asociación Interamericana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental (AIIS) y la Asociación Caribeña de Agua y Aguas Residuales (CWWA), firmaron la Declaración en el XXIII Congreso Interamericano de AIDIS celebrado en La Habana, Cuba.

 

Cuidemos el agua

Sólo 3% del agua del planeta es dulce, del que un 1% se encuentra en ríos y lagos y un 2% como agua subterránea y en casquetes polares. De esa agua potable, alrededor de 900 millones de personas en el mundo no tienen acceso, mientras que otras 2.500 millones no poseen ningún tipo de servicios de saneamiento.

 

A nivel mundial, y particularmente en los países de América Latina y el Caribe, la gestión del agua es un tema vital. Vital porque debemos revertir la situación en que están sumidas millones de personas que no tienen acceso a servicios básicos de agua potable; porque miles de familias carecen de servicios de saneamiento adecuado; porque los servicios todavía son deficientes y no aseguran agua de calidad; porque debemos evitar que sigan ocurriendo muertes evitables entre los niños de la región; y en suma, porque cada vez tenemos más claro que la provisión de agua segura es esencial para el desarrollo de nuestros países.

 

El Día Interamericano del Agua se celebra cada año para aumentar el conocimiento sobre la importancia del agua y para poner en alerta a gobiernos, organismos internacionales y grupo privados sobre la necesidad de mejorar el suministro de agua potable.

 

 

Priscila Pacheco J.

Periodista