Se encuentra usted aquí

Urgen políticas que resguarden derechos de los adultos mayores

 

Una de las principales problemáticas que se presentan en esta etapa, es la discriminación por envejecimiento y en ocasiones el abandono o maltrato de las personas mayores.

 

El 14 de diciembre de 1990 la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 1 de octubre como el Día Internacional de las Personas de Edad, el cual se conmemora anualmente y tiene el propósito de reconocer la contribución de los adultos mayores al desarrollo económico y social, así como destacar las oportunidades y los retos relacionados al envejecimiento demográfico.

La composición de la población mundial ha cambiado radicalmente. En la actualidad casi 700 millones de personas son mayores de 60 años. Para 2050, las personas de 60 años o más serán 2.000 millones, es decir, más del 20% de la población total.

Una de las principales problemáticas que se presentan en esta etapa, es la discriminación por envejecimiento y en ocasiones el abandono o maltrato de las personas mayores.

Esta marginación es una realidad en la mayor parte de las sociedades, de una forma u otra. Se puede reflejar a través de las actitudes de los individuos, las prácticas institucionales o empresariales, y en medios de comunicación.

Según la Organización de Naciones Unidas (ONU), tales formas de discriminación, de cómo las personas de edad son tratadas y percibidas por sus sociedades, incluso en los ambientes médicos y centros de trabajo, crean entornos que limitan su potencial y afectan a su salud y bienestar.

El fracaso para hacer frente a esta discriminación socava los derechos de las personas mayores y dificulta su contribución a la vida social, económica, cultural y política.

“Entrando en el futuro: Aprovechar el talento, la contribución y la participación de los mayores”

El tema elegido para conmemorar este año 2017 el día de las personas de edad, hace referencia a la necesidad de incrementar la contribución de las personas mayores en sus familias, comunidades y países, a través de un planeamiento que garantice su participación, teniendo en cuenta sus derechos y preferencias.

 


Fuente: Organización de Naciones Unidas.

X